MOMENTOS DE RELAJACIÓN

Un remolino de colores. El azul del Océano Índico. Blanco virginal. El abrazo verde de palmeras brillantes y senderos por el frondoso bosque. Las Maldivas desde el aire. A orillas de un banco de arena privado, fantasías culinarias en alta mar, momentos familiares en piscinas privadas o exploración en el corazón de la isla.